martes, 18 de octubre de 2011

Nunca deje de tener una mirada crítica sobre nuestra tele

Agresión, cambio de jurado y otra vez agresión… 



Hace varios días que no escribo pero tampoco tantos como para imaginar cambios radicales en el certamen del que habla el 90% de la gente.

La semana pasada se vivió algo que quizás era previsible, la contestación y el ida y vuelta de agresiones verbales. Ahora, lo que nunca se imaginaron tanto el publico y los mismos “jefes” de los protagonistas, es que se venia la agresión física. Convengamos que ellos la generan, pinchan, estiran y luego se escudan bajo “es todo un show”; pero esto creo que supero todos los límites permitidos. Acto seguido y sin lugar a replica por parte de la parte agresora en el canal del solcito, se produjo el cambio de jurado, alegando “problemas de salud de la jurado saliente” y “vacaciones de tv” por parte de gente de peso en el canal. Esta perfecto, la agresión fisica debe ser sancionada, y si es sacando del lugar al agresor en señal para hacerle saber que estuvo mal, aplaudo y apoyo a la persona responsable. Y el show siguió, y las “galas” siguieron y con ellas, otra vez la agresión.

Volvió Carmen, peleada con Polino, por agresiones verbales; volvió Carmen, en “guerra constante de divas” con Moria; volvió Carmen, enemistada con Pachano y con Flavio, entonces… no se fue la agresión con la jurado que tiene descanso? Parece que no…

Como si esto fuera poco, parte de ese jurado se cree dueño de la verdad, y con eso, estar habilitados para criticar el baile de un bailarín profesional, claro que sin tener fundamentos cuando es interrogado, porque obviamente, NO los hay, solo es cuestión de piel, de envidia o vaya a saber uno de que, la conclusión es: no me gusto y punto, como si eso fuera suficiente para cambiar, con lo relativo que es el gusto de uno y otro.

Acto seguido llega el turno de la saña personal con quienes son algunos de los participantes más queridos, por no decir, los más queridos, por el público. Sin saber que decir o como puntuar un baile se meten en la vida personal. Y todo bien con eso, ellos se encargaron de hacerla publica, pero de ahí a llegar a las lagrimas de una de las partes, cuando estaba de acompañante de quien bailaba, como apoyo y contención, quedando pintados en la pista los bailarines; y lo que es peor, todos son “supuestos”,  con lo que eso significa. A mí que no me mientan, eso ya no es show, eso ya no es gracioso, se torna agresivo, cansador e incluso, hasta llego a descreer del profesionalismo de los más “profesionales” de los sentados ahí. Hay cosas que  no son necesarias, y menos, cuando se llega a las lágrimas, y ni hablar cuando de una mujer se trata y el causante de las lágrimas es un hombre, el mismo hombre que días atrás se quejo por agresiones que el mismo recibía. Entonces? Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago? Por que no se piensa: no hago lo que no me gusta que me hagan? En fin, siempre caigo en lo mismo, siempre pienso: para que miro esto? seguramente con la esperanza de que algún día cambie, pero como viene la mano lo veo difícil.

Después de este momento, llego el turno de Coki y Leandro. Increíble baile, coordinación, fuerza, dedicación, coreo, alegría. Claro, no era para menos, tenían a toda la hinchada de ACERCAR a pleno, haciéndoles el aguante y como no juntar fuerzas cuando se los mira a los ojos?  Porque como dijo Coki, son puro amor esos chicos. A veces pienso que nos quejamos por tantas pavadas… ovacionada, felicitada, emocionada y feliz, se retiraron la cordobesa y su gran bailarín del estudio, para darle paso a Jimena Barón, otra de las carismáticas y siempre bien ponderada famosa participante del certamen de “baile”. Mediando pocas palabras con Marcelo, fiel a su estilo, siempre sonriente y con algo para decir donde deja siempre la puerta abierta a la duda, bailo, brillo, encanto y sorteo con éxito el electrodance.

Fin del programa. Por las coreos que vi., alegría y balance positivo; pero el saldo es negativo porque mi forma de ser no va con la agresión y menos se queda contenta cuando hacen llorar a una mujer con la única intención es no dejarla ser y estar feliz. Pareciera que la envidia es más fuerte.

Susana y los Wachi… que?

21:30 hs marcaba mi reloj. Volvía del gimnasio y pongo el canal de las pelotas. Susana entrevistaba al grupo del momento: los Wachiturros. 5 o 6 chicos, no me acuerdo, con ropa colorida, peinados raros, aritos y un estilo particular, le contaban a la diva de los teléfonos su historia y como habían llegado a ser hoy uno de los grupos mas pedidos. Con edades promedio de 18 años, y solo uno con secundario completo, los chicos se convirtieron en la revelación de la cumbia, aclamados por chicas que gritan y sacan fotos constantemente. Animados por Miguel del Sel como “La Tota”, tuvieron con Susana una “entrevista” distendida y entretenida, fiel al estilo de la diva. De todas formas y con la fmarca registrada de Susana, se vivió un momento con mucho entusiasmo, divertido, derribando tabúes sobre quien se sienta en ese sillón y haciendo de su programa algo de interés general, porque mas general que esto, creo que es imposible.

Bien por Susana, inclusión y no exclusión. Eso si, chicos, es importante que terminen el colegio.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada